El agua en la tierra supone un 71 % de la superficie terrestre, es decir: tres cuartas partes de nuestro planeta se compone de H2O. Parece bastante, y lo es, pero el problema es su distribución y su difícil accesibilidad para ser utilizada por el ser humano.

La cantidad total de agua que hay en el planeta es 1.386.000.000 millones de metros cúbicos, de los cuales 1.338.000.000, casi el 96,5 %, es agua salada que se encuentra en mares y océanos. Solo un 3 % del agua del planeta es dulce, donde el 1,74 % se encuentra en forma de hielo en los glaciares y casquetes polares, que hoy en día como consecuencia del cambio climático, se están derritiendo.

El resto del agua se encuentra en ríos, lagos, atmósfera, etc. La siguiente tabla ilustra los diferentes tipos de agua y su distribución en el planeta:

 

Localización

Porcentaje de agua total

Tipo de agua

Mares y océanos

96,5 %

Salada

Casquetes y glaciares polares

1,74 %

Dulce

Agua subterránea salada

0,94 %

Salada

Agua subterránea dulce

0,76 %

Dulce

Glaciares continentales y permafrost*

0,022 %

Dulce

Lagos de agua dulce

0,007 %

Dulce

Lagos de agua salada

0,006 %

Salada

Humedad del suelo

0,001 %

Dulce

Atmósfera

0,001 %

Dulce

Embalses

0,0008 %

Dulce

Ríos

0,0002 %

Dulce

Agua biológica

0,0001 %

Dulce

 

* Permafrost: capa de hielo permanente en los niveles superficiales del suelo de las regiones muy frías o periglaciares.

El agua representa entre el 50 y el 90 % de la masa de los seres vivos, siendo un 75 % en el caso de los seres humanos ¡y llegando hasta el 90 % en el caso de las algas!.  Por tanto, el agua es indispensable para que la supervivencia de las especies continúe y para que el mundo siga desarrollándose económicamente.

Por ello, debido a que casi toda el agua del planeta es salada, la desalación representa una alternativa eficaz y real para conseguir agua potable para beber, agua para nuestra higiene y para obtener nuestros alimentos; así como agua apta para producir la energía que utilizamos y para llevar a cabo nuestras actividades económicas.

"La desalación es una alternativa eficaz y real para conseguir el agua potable que necesita la población para sobrevivir y desarrollarse".

Desde FUNVIVE, trabajamos a diario para abastecer a aquellas poblaciones con mayor problemática de agua, desarrollando y propiciando encuentro cada vez más eficientes, adaptándonos a cada caso y necesidad, y ayudando, así, a un problema de distribución y contaminación cada vez más acusado en nuestro planeta azul.

Únete a FUNVIVE y desarrolla tu “¡ciudadanía  verde: conciencia ecológica y ambiental! ,  aprenderás más sobre el agua, su uso y su cuidado; la preservación del  medio ambiente del planeta y el bienestar de la humanidad.”

FUNVIVE: ¡Ama el Planeta….Piensa y Vive Verde!